Una visión de futuro de las Relaciones Públicas

La vida es un constante cambio, pero lo sorprendente de estas últimas décadas es la velocidad con la que estos cambios ocurren.  Han sucedido eventos inimaginables que han transformado la visión que tenemos del mundo, generando incertidumbre y ansiedad.

Para que las organizaciones logren sus resultados necesitan ser flexibles, el éxito dependerá de su capacidad de adaptación. Lo que ha funcionado en el pasado no necesariamente será efectivo en el futuro. ¡Las Relaciones Públicas no son la excepción!

Necesitamos innovar para construir relaciones beneficiosas entre las organizaciones y sus grupos de interés, haciendo un uso muy inteligente y creativo del poder de la comunicación estratégica. Al hablar del futuro de la RR. PP. tenemos que concebirlo dentro de una visión holística, integrando otras disciplinas y herramientas que nos permitan interactuar de forma más efectiva con los stakeholders.

Para lograr la interacción que buscamos con nuestros públicos, tenemos que revisar los contenidos, manejar apropiadamente el contacto y presencia, con y a través de las redes sociales, e integrar los objetivos de marketing a nuestra estrategia de comunicación. No se trata de sustituir las RR.PP. por el marketing digital, las tendencias apuntan a que los clientes buscan agencias que les ofrezcan soluciones integradas.

 

Perfil del relacionista público

Las nuevas tendencias exigen profesionales y agencias de RR. PP. actualizadas, expertas en estrategia de comunicación creativa, con habilidades de comunicación escrita, redes sociales, SEO, investigación, analítica, conocimiento de la conducta, creación de contenido multimedia, media buying, relaciones con medios, entre otros, según los resultados del Global Communication Report 2017, elaborado por USC Center for Public Relations.  Muy distinto al antiguo perfil del relacionista público, una persona simpática, excelente anfitrión en fiestas y cocteles enfocado casi exclusivamente en  gestión de medios tradicionales y organización de eventos.

Se demanda que el profesional de las Relaciones Públicas cuente con una visión más crítica, actualizada y acertada de las herramientas que utiliza para alcanzar los resultados. En este contexto, el contenido es rey, elaborar mensajes creativos e interesantes para captar el interés de un público saturado de información.

 

La planificación estratégica de la comunicación es esencial

Nos hemos concentrado tanto en los canales, que se olvida que la planificación estratégica de la comunicación es clave para ser exitosos en nuestro propósito de atraer seguidores a nuestra empresa y productos; obtener esa preciada fidelidad, diferenciarnos del profundo mar de opciones y el exceso de información con la que son bombardeados los públicos constantemente.

Las actividades como herramienta de apoyo en la gestión de RR. PP. nos permiten estrechar relaciones con nuestros públicos, pero no podemos confundir el medio con el objetivo. Analicemos si esta es la herramienta idónea para lograr nuestros propósitos. Debemos utilizar esta herramienta con un fin, luego de haber evaluado alternativas diferentes y concluir que ésta es la más apropiada y costo-efectiva.

La notoriedad sin el propósito de beneficio reputacional para la empresa no es el objetivo. La publicación de un evento social y de los rostros de los principales ejecutivos no siempre apoyarán las metas de marketing o fortalecerá la reputación de su empresa.

 

Nuevas tendencias en los medios

Los medios impresos, por ejemplo, están rediseñando su estrategia, se han volcado en el desarrollo de sus medios digitales y cuentan con websites que están fortaleciéndose cada vez más. Están adaptándose a los hábitos y gustos de las nuevas generaciones. Las facilidades que ofrecen los múltiples dispositivos móviles que están a la mano, hacen muy atractivos los medios por internet.

Las crisis económicas impactan de forma significativa la inversión publicitaria en los medios tradicionales. El reto para resistir esta situación ha impulsado la creatividad integrándose de forma activa a estas nuevas tendencias.

Estamos viendo también una línea cada vez más gris entre contenido editorial y publicidad, moviéndonos hacia el contenido pagado, un campo dominado por la publicidad, por lo que se requiere que los profesionales y agencias de RR. PP. manejemos la compra en medios de comunicación.

Los líderes de opinión siempre han existido. Pero hace algunos años para persuadir a los públicos nos apoyábamos en las opiniones de periodistas de alto prestigio y gran credibilidad.  Con su apoyo influenciábamos la percepción de los públicos para crear una buena imagen y reputación de nuestra empresa. Las nuevas tecnologías han impactado esta práctica radicalmente.

 

Impacto de las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías nos abren un mundo de posibilidades con la figura de los “influencers” a través de los medios digitales. Sin embargo, su gran proliferación ha convertido su presencia virtual en un arma de doble filo. Hay que ser cuidadosos en su selección, los consumidores son inteligentes y buscan autenticidad en los mensajes, criterio fundamental en la estrategia online.

Aporta más credibilidad las opiniones y likes que los mensajes de las campañas publicitarias. Debemos alinear el perfil del influencer a la marca, identificando los que coinciden con los valores y objetivos que perseguimos. Debemos destacar la facilidad que nos ofrecen los portales, las redes sociales de abrir conversaciones y que las opiniones sean conocidas, replicadas, “reposteadas”.

Las noticias negativas 24/7 y la ausencia de fronteras pueden hacer que la reputación de una empresa se destruya o se fortalezca rápidamente. La organización que no cuente con un plan para reaccionar adecuadamente ante situaciones imprevistas está condenada al fracaso. Recordemos que la pregunta no es si una crisis un día tocará su puerta, la verdadera pregunta, es cuándo.

En síntesis, el cambio continuará y siempre será necesario conocer, escuchar, informar y persuadir a los públicos, crear verdaderos vínculos que nos ganen su aprecio, favor y fidelidad. Volveremos a los fundamentos de la profesión. La práctica ética de Relaciones Públicas, la calidad de la estrategia, la innovación, autenticidad, responsabilidad, capacidad de adaptación al cambio, el valor de la relación y la creatividad seguirán siendo esenciales para el éxito de la gestión de Relaciones Públicas.

Por: Amelia Reyes Mora.

areyes@afcomunicacion.com

Fundadora y CEO de AF Comunicación Estratégica.

www.afcomunicacion.com